La Plaza de la Diosa Cibeles

Fuente de la Cibeles en su antiguo emplazamiento, anterior a 1863.

Jean Laurent y Minier. Museo de Historia (Madrid) 

 

La fuente de la Cibeles fue un encargo que se hizo al arquitecto español Ventura Rodríguez que realizó el proyecto entre los años 1777 y 1782. Parece ser que en principio esta fuente iba destinada a los Jardines de La Granja de San Ildefonso en Segovia, pero cuando se empezó a remodelar el ancho Paseo del Prado, la fuente se colocó frente al palacio de Buenavista, muy cerca de él, a la entrada del paseo de Recoletos y mirando hacia la otra gran fuente, la de Neptuno. Entre ella y el palacio estaban los edificios que pueden verse en la foto, donde estaba ubicada la Inspección de Milicias y más tarde la Presidencia del Consejo de Ministros, hasta que ase incendió todo el grupo. Instalada la fuente en 1782, no funcionó hasta 1792.

En 1895 se trasladó el monumento al centro de la plaza, colocando a la diosa mirando al primer tramo de la calle de Alcalá. Este traslado levantó mucho revuelo y críticas que se vieron reflejadas en la prensa de la época donde se dieron todos los detalles de la polémica entre el Ayuntamiento y la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Hasta el año 1981 no sufrió ninguna restauración. Con motivo de las obras pertinentes se hicieron nuevas remodelaciones. Se colocó el monumento sobre cuatro peldaños y se le rodeó de una verja para evitar en este caso el acceso. La fuente ya no cumplía su cometido porque la mayoría de las casas tenía o empezaba a tener agua corriente, por lo que el añadido del grifo y el oso se quitó, volviendo así al primitivo proyecto de Ventura Rodríguez. Además se añadieron en la trasera los dos angelotes que actualmente tiene en su parte trasera.

 


Inicio                                        La Colección                                      Referencias                                    Links


info@viejo-madrid.es