Década de 1920

Iglesia de San Sebastián en la Calle del mismo nombre, cruce con Huertas. Década de 1920

Autor desconocido.

 

Lo que vemos en la foto es el atrio de la iglesia de San Sebastián, en el cruce de la calle Huertas con la calle de San Sebastián. En su día, como en todas las iglesias de Madrid, en este lugar existía un cementerio, que desapareció cuando José Bonaparte en 1809 prohibió los enterramientos en el interior de las ciudades. Pero de la época en que estaba en uso el citado cementerio, existe una bella historia romántica que parece ser cierta: el poeta y escritor José Cadalso (1741-1782) se enamoró de una famosa actriz llamada María Ignacia, admirada por todo Madrid. Ella le correspondió con su amor, pero el destino no les fue propicio y ella murió repentinamente dejando desolado al poeta. Tal fue su desesperación que la misma noche del entierro volvió a este cementerio para desenterrar a su amada y llevársela, aunque no lo consiguió, porque fue sorprendido mientras cavaba. 

Frente a esta iglesia, donde está el reloj, estuvo ubicada, muchos años antes de que tomaran esta foto, la Fonda de San Sebastián, lugar donde se llevaron a cabo las primeras tertulias literarias en España y en las que participaba Moratín. Luego, posteriormente, daría pie a un café del mismo nombre. El reloj que aparece en primer plano se conocía como el reloj de Canseco, pues así se llamaba el negocio al que pertenecería.

 


Inicio                                        La Colección                                      Referencias                                    Links


info@viejo-madrid.es