Postales coloreadas de Madrid de principios de siglo XX

Las tarjetas postales comenzaron a editarse en España a partir de 1886 y alcanzaron su momento de mayor esplendor entre 1900 y 1925. Dentro de las postales, las coloreadas consiguieron una gran popularidad, sobre todo en las postrimerías del Siglo XIX. Las cromolitografías (nombre de la técnica con la que se imprimían las postales coloreadas de mayor calidad) conseguían un acabado sorprendente y su impresión llegaba a emplearse hasta doce placas litográficas. No obstante, para colorear las postales no siempre se empelaron procedimientos tan sofisticados. Lo normal era el burdo coloreado tipográfico o la simple coloración a mano de las copias al bromuro, tratándolas con tintas y acuarelas –para conseguir el acabado final- por las pacientes mujeres de los fotógrafos que funcionaban muchas veces como sus ayudantes.

Las postales suponen el mejor reflejo e la fotografía española de principios del siglo XX. En ese tiempo alcanzaron gran popularidad algunas casas especializadas, como la de Hauser y Menet -que tenía su taller en el número 30 de la Calle de la Ballesta, o Roisin. En 1905 la primera de las compañías citadas ofrecía un catálogo de 5000 postales y afirmaba imprimir 500.000 postales al mes. Roisin vendía cifras similares.

La popularidad de las postales fue extraordinaria, generando una verdadera fiebre coleccionista que afectó a las clases medias y burguesas de la época. Enviar y recibir postales se convirtió, de alguna manera, en la afirmación de cierto estatus social y cultural y, además, en el modo más cómodo y barato de apropiarse de la imagen de Madrid y del mundo que, por obra y gracias de la fotografía y del correo postal, entraba en los hogares de un público que seguía así la nueva moda del siglo, que no era otra cosa que el practicar la elegancia social del regalo de las tarjetas postales. Esa fiebre coleccionista permitió una rentable industria en unos años en que los fotógrafos encontraban serias dificultades por sacar adelante sus negocios, dado el declive de la antigua práctica del retrato.

En esta exposición ofrecemos una selección de cincuenta y ocho preciosas postales de los monumentos y calles más representativos de Madrid, realizadas en el periodo histórico mencionado y que se conservan –dentro de una amplia colección de varios miles de unidades- en el Museo de Historia de Madrid.

 

 

Fecha de inicio de la exposición:  09 de septiembre de 2013

 

 

 

VISITAR LA EXPOSICIÓN

 

 

Fuentes: El texto ha sido extraído de la obra monumental "Historia de la fotografía en España. Fotografía y sociedad desde sus orígenes hasta el siglo XXI" de Publio López Mondéjar y editada por Lunwerg Editores en 2005. Todas las postales aquí reproducidas forman parte de la extensa colección del Museo de Historia de Madrid.

 

 

 


Inicio                      La Colección                      Referencias                        Links                    Exposiciones